Blogia
El Vigilante

Kush o Berry

<u><center>Kush o Berry</center></u>
¡Cuatro más años! decía con voz chillona el eximio actor Arnold Schwarzenegger en uno de los últimos mítines de campaña, dirigiéndose al elector hispano, al parecer cada vez más importante en ese país.
Los amantes del cine tienen una deuda impagable con Arnold (no confundir con Arnaldo Otegui, otro Terminator) por su histórica aportación al arte de la interpretación, especialmente cuando se metió a político pero no tanta como para soportar su español tan espantoso.
No entiendo yo, a propósito de las elecciones de los Estados Unidos, el zafarrancho de combate que se ha instalado en nuestra impresentable clase política, dando cada uno la sensación de ganadores o perdedores, con descalificaciones e insultos. Y no sólo la clase política, pues igual ha ocurrido con los medios de comunicación, siendo muy divertido el comprobar hasta donde pueden llegar en sus diatribas hacia los contrarios, usando las elecciones americanas, las selecciones autonómicas, el Real Madrid y el Barça, la guerra de Irak o el sexo de los ángeles. Ya se sabe, una cosa es "progresista" y la otra "fascista" según unos, y para el otro, una es "roja" y la otra "liberal humanista cristiano demócrata-de-toda-la-vida".
Olvidan unos y otros que, como dicen en mi pueblo cuando la elección de una cosa u otra no reporta ningún beneficio, lo mismo da, que da lo mismo.
La política de los Estados Unidos será siempre la misma, como se ha visto a lo largo de la historia, mirarán sus beneficios económicos, a costa de lo que sea, y harán para ello guerras, hambrunas, golpes de estado, asesinatos de líderes políticos, sindicales o campesinos, bloqueos, embargos, bombardeos, etc.
Siempre ha sido así, con demócratas o republicanos, basta recordar el día más espantoso para la Humanidad, que contra la creencia que nos meten los medios de comunicación a diario, no es el 11 de septiembre sino el del 6 de agosto de 1945, cuando un presidente del partido demócrata ordenó el lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima, y pocos días después otra más sobre Nagasaki causando miles de muertos.
En Vietnam lanzaron más bombas que en toda la segunda guerra mundial, Cuba fue invadida, golpe de Estado en El Salvador y Guatemala y todo un sinfín de tropelías más fueron con presidentes demócratas, y lo mismo con republicanos.
Entonces ¿a qué vienen los lamentos estúpidos porque haya ganado Bush?
Como decía al principio, Cuatro más años de Irak, cuatro más años de Guantánamo, cuatro más años de torturas en Abu Ghraib, cuatro más años de horror y sangre.
Eso es lo que tendremos, ganara Bush o ganara Kerry.


Cosas veredes...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres