Blogia
El Vigilante

La estupidez

<u><center><b>La estupidez</b></center></u>
En un artículo anterior (El sentido de las palabras) hablaba de como se cambiaban los nombres de las cosas aunque siguieran significando lo mismo. Esto crece día a día con la tontería esa de lo políticamente correcto y hasta donde están dispuestos a llegar algunos, especialmente políticos, en esta absoluta estupidez.
Hace poco en un pueblo andaluz, la concejala de no sé que, hizo un anuncio en una televisión en la que se veía a un niño y una niña escribiendo su carta a los Reyes Magos.
El niño decía en su carta que quería "un muñeco y una cocinita, porque de mayor quiero ser cocinero y prepararle ricas comidas a mi hijo"; la niña, por su parte, pide "un cochecito porque desea saber cómo cambiar una rueda cuando sea mayor". Mejor lo dejo sin comentarios, solamente con la carcajada de tanto idiota.
Hace poco también un joven político en Marbella decía: "Le vamos a pedir al Ayuntamiento que elimine, inmediatamente, toda política de vender la unidad familiar heredada de la cultura judeocristiana". ¡Toma ya!
Pero no se quedaba aquí, sino que pidió que se acabara con el día del padre y con el de la madre porque son "discriminatorios" y sentenció:: "Hay que apoyar a niños con familias desestructuradas, con divorcios o monoparentales". En fin, lo dejamos aquí también que hay más.
En otro pueblo el pleno del ayuntamiento estaba tratando la cabalgata de reyes cuando una concejala pidió que para las personas que se disfrazan de reyes magos hubiera paridad. Y claro, como por mucho que sea políticamente incorrecto, la paridad es imposible con un número impar, pues ya tenemos a dos Reinas Magas y un Rey y la concejala apostilló: "Eso compensa tantos años de desigualdades". ¡Esto es de Guinnes de la tontería!.
Todos estos casos y muchos más no son fruto de la imaginación del autor y ni siquiera obra de los fantásticos guionistas de Buenafuente, el nuevo programa de Antena 3, sino pura realidad. Tal como dijo Claude Chabrol "La inteligencia tiene límites pero la estupidez no".
Por cierto, bienvenido el aire fresco del humor de Buenafuente a televisión, falta hacía un programa así para, al llegar la noche, desintoxicarnos de tantos telediarios estúpidos.
Cosas veredes...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres