Blogia
El Vigilante

Una farsa sangrienta

<u><center><b>Una farsa sangrienta</b></center></u>
El próximo día 30 se van a celebrar "elecciones" en Irak. Unas elecciones que ha decidido el imperio, ya que la justificación que, en su momento, dieron para la invasión de ese país, sólo la sigue sosteniendo Aznar pues el propio gobierno de Estados Unidos ha dado por finalizada la búsqueda de esas fantasmales armas de destrucción masiva. Todo el mundo sabe el verdadero motivo, que no es otro que el petróleo, pero algunas veces los EE.UU., aunque no les importe mucho la opinión pública, sienten la necesidad de revestir sus guerras de rapiña con algún motivo humanitario o de creadores de la libertad para ese pueblo al que avasalla.
Hay que ser un humorista, un cínico o muy sinvergüenza para mantener que las elecciones van a llevar la democracia a Irak, y como Bush no es humorista y cínico no sabe lo que es, hay que convenir es que es un sinvergüenza. Un sinvergüenza asesino, por supuesto.
Unas elecciones con un país ocupado militarmente, sin observadores, pues la prensa independiente ha sido expulsada, los supuestos votantes no conocen a los candidatos por temor a los acciones de la resistencia y se harán públicos después de la elecciones, la guerrilla cada vez más activa, la policía torturando a todos los sospechosos, una comisión electoral nombrada por el país ocupante, no pueden ser tomadas en serio. Es sólo una farsa, una sangrienta farsa que, cara a la opinión norteamericana le puede servir de coartada para su ignominiosa guerra, pero que no engañan a los pueblos del mundo.
Estoy seguro, y por eso lo escribo antes de que ocurra de que posteriormente, veremos a ingentes masas de votantes dando vítores a los soldados norteamericanos, imágenes que serán rodadas por los "periodistas incrustados", esos que viajan con las tropas invasoras y que obedecen a sus mandos.
De todos modos, si esto fallara, Bush siempre podrá pedir consejo a su hermano Jess, gobernador de Florida que es un gran experto en fraudes electorales.
Y como reflexión final, y por poner un poco de humor en esta tragedia, cabría preguntarse mirando la fotografía que acompaña este artículo si eso que se ve en ella es la fila de votantes que están ensayando para la farsa, o son miles de prisioneros a los que no se les permitirá votar.
Así llevarán la "democracia" y la "libertad" a los pueblos que ellos elijan como destinatarios de sus crímenes repugnantes. Si no se dejan, serán "democratizados" al amanecer.

Cosas veredes...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres