Blogia
El Vigilante

¡De eso nada, Zaplana!

<u><center><b>¡De eso nada, Zaplana!</b></center></u>
No sé si los políticos se dan cuenta realmente de cuan hartos nos tienen a los ciudadanos, si les importa un pimiento lo que pensemos, o que por un sillón son capaces de cualquier tontería.
Viene esto a cuento de la enésima trifulca que se ha montado, esta vez por un supuesto "espionaje" a Aznar en un viaje a Estados Unidos, allí donde le comprenden, con escala en Inglaterra. La Razón publicó hace unos días una carta del embajador español en Londres, según La Razón amigo de Felipe González, dirigida al ministro Moratinos que empezaba con este clarificador "Querido ministro", y en la que, entre otras cosas, decía: "ayer [por el pasado 30 de enero] el ex presidente del Gobierno Aznar, acompañado de un numeroso party entre los que estaban Pedro Schwartz y Rafael Bardají».
Está clarísimo. Como ha dicho el esperpento de Moragas, "estamos ante un claro ejemplo de utilización de un cargo público y de medios públicos para perseguir, controlar y espiar a un ciudadano español en el extranjero". "Esta invasión a la intimidad la realiza el embajador de España en Londres y la realiza contra un ciudadano español, militante del PP y para más Inri, presidente de honor del partido y ex presidente del Gobierno democrático de España".
Luego Zaplana ha rematado la faena, afirmando que "no vamos a consentir que el Estado de Derecho, base de una democracia, se ponga en riesgo". ¡Toma ya!. Es que alucino, Serafino. Pero es que no termina aquí el tema sino que Zaplana ha añadido: "exigiremos todo tipo de responsabilidades y estaremos muy vigilantes".
¡Alto ahí!. ¡Hasta aquí hemos llegado!. Zaplana, tú puedes quedarte con La Razón, enfrentarte a todo El País, reírte de las madres cuyos hijos son asesinados y de todo El Mundo, creyéndote que eres La Vanguardia de las ideas, sin darte cuenta que sólo eres noticia en El Periódico más a la derecha de la derecha. En resumen que no eres el ABC de nada aunque te lo creas, pero una cosa es seguro, tú nunca vas a estar muy Vigilante, porque en El Vigilante hemos estudiado tu posible contratación pero resulta que tenemos cubierto el cupo de payasos.
Ahora que yo, destituiría al embajador por tonto. ¿A quién le interesa dónde vaya Aznar?. Ya sabes lo que canta Aznar: ¿a quien le importa lo que yo haga, a quien le importa lo que yo diga?. Pues a nadie.
Ahora bien, lo que hubiera sido un puntazo era que el embajador se enterara de que es lo que le hace Aznar a Bush en el Despacho Oval.

Cosas veredes...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres