Blogia
El Vigilante

Resumen de la ausencia (Segunda parte)

Parece como si el radicalismo de Acebes y Zaplana estén llevando a Rajoy hasta posiciones extremistas en temas que realmente no deberían ser tan vitales para un partido que pretende colocarse en el centro del espectro político, o eso dicen.
Tal que así ha ocurrido con el caso de la estatua de Franco, en lo que han coincidido con los nostálgicos franquistas alegando que es parte de la historia y que, por tanto, no se debería de remover el pasado. Como si el hecho de ser algo histórico, convierta a un criminal en algo digno de ser homenajeado. Al Capone y Jack el Destripador también son parte de la historia y no tienen ninguna estatua en ninguna parte.
Con respecto a Cuba y Venezuela sus posiciones, a veces, sobrepasan a las propias oposiciones cubanas y venezolanas, sin duda, aleccionado el Sr. Rajoy por el impresentable Moragas. O, como diría Rajoy, tal vez sí o tal vez no. Con respecto a Cuba, para no perder mucho tiempo lo mejor sería que se aclararan dentro del Partido Popular y le pidan explicacionnes al fundador y presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, que recibe y agasaja a Raúl Castro y es contrario al embargo contra Cuba que apoya, promociona y defiende su propio partido.
En relación con Venezuela y con motivo de la venta de armas a este país, los populares han puesto el grito en el cielo, aún cuando se ha sabido después que, cuando estaban en el poder, vendieron aún más armas. No creo que el Partido Popular se haya convertido, ahora de repente en una ONG pacifista, así que cabe deducir que sólo está en contra de la venta de armas (próspero negocio en nuestro país) a determinados gobiernos que no les gustan pero están a favor de otros que sí les gusta. Por lo menos, están callados con estas ventas a paises tan democráticos, y respetuosos con los derechos humanos como Marruecos, Israel, Colombia, Emiratos Árabes, Arabia Saudí, Jordania, Turquía, Filipinas, India, Indonesia, Nepal, Pakistán, Corea del Sur, Taiwán, Sri Lanka etc.
A Chávez lo ha llamado memo y ha dicho que duda de sus convicciones democráticas. Hace bien Rajoy en dudar porque, como le diría la Conferencia Episcopal, (si no estuviera tan distraída en atacar a los homosexuales y a los preservativos a la par que protege y esconde a los curas pedófilos) dudar de todo es lícito, como decía San Agustín. Así que, sin temor de ser lanzados a la hoguera pues ahora no pueden hacerlo, todos podremos dudar de esas convicciones democráticas y también de las del fundador del Partido que presiden Rajoy, antiguo ministro franquista, participante en Consejos de Ministros donde se firmaban sentencias de muerte. Y también podremos dudar de las conviccionnes del anterior Presidente de Gobierno Aznar cuando apoya golpes de estado contra presidentes democráticamente elegidos como es el caso de Chávez, y que, según las últimas noticias, también apoyó otro golpe de estado, esta vez en Guinea, amén de la participación de España en la criminal guerra de Irak siguiendo los dictados de su amigo George, y que ha costado de momento, miles de vidas inocentes.
Así que, puestos a dudar, vamos a dudar todos, especialmente de que el partido popular vaya a ninguna parte si sigue por esa línea absurda y peligrosa por sus antecedentes.
Continuará
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres