Blogia
El Vigilante

Hispanoamérica

El Vaticano apoya Mar Adentro

<u><center><b>El Vaticano apoya Mar Adentro</b></center></u>
No se me atropellen que me explico enseguida. Obviamente no se trata de que la Iglesia vaya a recomendar la película que narra la vida y muerte de Ramón Sampedro, pues a tenor de lo ocurrido con Galileo, todavía faltan casi 400 años para que Amenábar sea "perdonado". A lo que me refiero es a las declaraciones de Monseñor Antonio Baseotto, Obispo castrense de Argentina, quien ha dicho que el ministro de Salud, Ginés González García, "merecía que le cuelguen una piedra de molino al cuello y lo arrojen al mar", por haber propuesto la despenalización del aborto.
Ya este obispo, en su momento, alegó la inquietud de sus fieles sobre unas eventuales derogaciones de las leyes de Obediencia Debida y de Punto Final afirmando que era necesaria una "pacificación" , lo cual significaría la impunidad para más de mil militares y policías implicados en torturas, asesinatos y desapariciones de más de 30.000 personas.
Nada nuevo por otra parte, teniendo en cuenta los antecedentes de la colaboración eclesiástica con la dictaduras militares en ese propio país y en otros muchos. Como muestra, unos botones: la complacencia y colaboración de los obispos españoles en la guerra civil y en la posguerra, con los fusilamientos masivos, el concordato de Hitler con el Vaticano, las terribles matanzas efectuadas por los ustachis en Croacia con la complicidad del arzobispo Stepinac, hace poco beatificado, las deportaciones de miles de judíos eslovacos hacia los campos de concentración propiciados por el presidente de Eslovaquia, el sacerdote católico Josef Tiso, los campos de concentración dirigidos por franciscanos croatas, y un sinfín de tropelías más.
Por lo tanto tampoco es de extrañar que el Presidente del Consejo Pontificio de Justicia y Paz del Vaticano, cardenal Renato Martino, haya enviado una carta de apoyo a Baseotto, expresándole su "comunión eclesial ante sus valientes y contundentes palabras" contra el ministro González.
¿Pudo Monseñor Baseotto elegir otras palabras?. Por supuesto, pero tal vez debido a un acto fallido, le salió del fondo del alma lo de colgar la piedra al cuello y arrojarlo al mar, sin duda recordando esos tiempos no tan lejanos en los que miles de personas eran arrojadas al mar desde aviones bendecidos por la jerarquía católica.
Por eso, la Iglesia es partidaria de Mar Adentro.
Muy adentro. Y hasta el fondo con una piedra al cuello y que no puedan salir.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Memorias del 2055 (II)

<u><center><b>Memorias del 2055 (II)</u></b></center>
Como recordaréis, nos quedamos en el primer telediario que vi en mi vida. He aquí todo lo que salió en ese noticiero del día 19 de septiembre de 2011, lunes.
Empezó con unas imágenes espectaculares tomadas con visores nocturnos en las que se apreciaba como los geos (y las geas) apresaban a un peligroso delincuente que fue pillado in fraganti fumando y al que se le incautó un paquete de Marlboro que una perra policía encontró escondido en el microondas.
Por esos tiempos el fumar era el segundo delito más perseguido, después de copiar un cd, puesto que, a órdenes del señor Teddy Bautista (a la sazón consejero de Estado) el delito de pirateo había elevado su pena a 30 años de cárcel, por 25 que conllevaba el fumar.
Luego el noticiero siguió con cosas de menos importancia, tales como las guerras, el terrorismo, el hambre en el mundo y otras menudencias que les iré relatando.
En España gobernaba el PSQE (Partido Socialista de lo que Queda de España), del Sr. Rodríguez Zapatero, Presidente del Gobierno desde hacía 7 años, gracias a que el Partido Popular todavía seguía defendiendo la guerra de Irak, que aún continuaba.
El Sr. Rodríguez Ibarra, fue destituido de su cargo de embajador en Andorra, ya que gracias a sus conocidas dotes diplomáticas, ese país nos había declarado la guerra y salía en la tele vociferando: que el Presidente se meta el cargo por donde le quepa.
Ruiz Gallardón era el Consejero delegado de Prisa, el grupo de Polanco, que había comprado El Mundo para que no siguiera investigando lo del 11-M, ni la aparición de Paesa, como hizo con Antena 3 Radio, mientras que todas las radios debían conectar con la SER para oír el "parte", dirigido por Iñaki Gabilondo.
Ramoncín había sido elegido presidente de la Real Academia de la Lengua, gracias a los votos de los académicos y académicas progresistas (y progresistos), volviendo a negarles la entrada a gente tan inculta como poco adicta, tales como Francisco Umbral y Antonio Gala.
Jiménez Losantos seguía en la COPE, atacando cada día a este gobierno miserable, vendido a los islámistas, comunistas, ecologistas, homosexuales y una lista interminable de gentes que no son de buena familia.
Rafael Vera todavía estaba a la espera de ser ingresado en la cárcel para cumplir la condena por el choriceo de unos 5 millones de euros y seguía diciendo que era una víctima por luchar contra el terrorismo.
En el apartado de Internacional, el Papa Juan Pablo II, que todavía seguía, decidió beatificar a todos los curas, monjas, frailes etc que estaban siendo "perseguidos" por el gobierno español.
En el país vecino de Cataluña (antes, Comunidad Autónoma), el Molt Honorable President Josep Lluis Carod Rovira, había afirmado, tras reunirse con su viejo amigo Josu Ternera, a la sazón Director General de Explosivos de la recientemente proclamada República Popular de Euskalerría, que éste le había asegurado que nunca atacaría a Cataluña, pues aún se acordaba de las lecciones de geografía que Carod le había dado cuando se encontraban para tomar café en Perpiñán, y que ya sabía bien donde estaba España, para lo de las bombitas esas sin importancia.
Carod afirmó también que se había creado la OJE (Organizatció Juvenil d'Esquerras) para educar a los chicos (y a las chicas) en el patriotismo adecuado, acompañando su voz con unas imágenes preciosas de chicos (y chicas) con camisas (txamarretas) azules, cantando una bonita canción que empezaba así: "Muntanyes nevades, senyeras al vent....". Y terminaban diciendo todos: Catalunya ¡¡Una!!, Catalunya ¡¡Grand!, Catalunya ¡¡Lliure!!, ¡Endavant Catalunya, Visca Carod!
Y, finalizaba con una especie de anuncio en el que se veía a un hombre ya anciano , vestido de payés, con su barretina y apoyado en la pared de una massía, con una vara de avellano autóctono en la mano, y el hombre decía: "¿qué? ¿i el Barça una altre vegada campió de Catalunya no?.
Sobre Euskalerría no dijeron muchas cosas, aunque parece ser que la población se había reducido a la mitad, pues entre los que no tenían el RH adecuado y se negaron a llevar una estrella amarilla en el pecho, los asesinados, exiliados, extorsionados etc, se había conseguido una limpieza étnica en condiciones, a tal punto que Milosevic vino a pedir ayuda al gran estadista Jon Idigoras, el ex banderillero, pero éste declinó en el ilustre humanista Iñaki de Juana Chaos. Un tal Ibarreche se encontraba en Méjico pues sus antiguos socios habían pintado una diana con su cara en las paredes de Donosti, por negarse a que su sobrino el torero se hiciera la prueba de sangre.
¡Ah!.... Y el PP, aunque seguía buscando las armas de destrucción masiva, se había renovado completamente, y tenían como candidato a la presidencia del gobierno a un tal Manuel Fraga Iribarne, presidente vitalicio de Galicia, y que, según él, nunca se había puesto un condón.

Continuará

Cosas veredes..."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres